CÁMARA CERRADA BFT

Optimice sus estaciones de impresión flexográfica y rotograbado.

En los procesos productivos siempre es imperativo la mejora continua, por tanto, establecer estrategias de mejora es parte fundamental para lograr la optimización, el aprovechamiento de los recursos y la sostenibilidad bajo los principios de la economía circular.

BFT Carbon ha diseñado el sistema de entintado y lavado BFT Flexo y la cámara cerrada fabricada en fibra de carbono. Son dos productos que se pueden utilizar por separado, pero cuando se integran, alcanzan niveles óptimos en los procesos de entintado y manejo de tintas.

Esta solución fue creada principalmente para el mercado de los empaques flexibles, donde el cambio de color se convierte en un aspecto importante del proceso de impresión. 

 

Una de las múltiples ventajas del sistema de fibra de carbono es que es un material ultraligero, que facilita la instalación y la manipulación de la cámara cerrada, ayudando a la prevención de accidentes durante el cambio. A diferencia de las cámaras cerradas convencionales, que están hechas de aluminio y hierro colado, que en algunos casos tienen un peso de hasta 60% más, y que necesitan hasta dos personas para su manipulación, la cámara BFT Carbon solo necesita una persona para su operación y manipulación.

 

 

Otro aspecto significativo durante los cambios de trabajo es la limpieza de la cámara cerrada. Es importante cuantificar el tiempo y la cantidad de solventes o de productos químicos que se utilizan para realizar este proceso ya que a las cámaras cerradas fabricadas en aluminio o hierro fundido inevitablemente, con el tiempo, se les forma corrosión y porosidad. Estos dos factores exigen más tiempo y productos químicos para realizar la limpieza ya que la tinta se aloja en las porosidades y rugosidades de la cámara. Al utilizar fibra de carbono se elimina completamente este problema, ya que garantiza una superficie lisa y prácticamente inalterada después de años de uso.

El desgaste prematuro de las raclas y las líneas circunferenciales en los anilox son dos aspectos que generan muchos tiempos muertos e incremento de costos. Al utilizar el sistema de aproximación de BFT, estos problemas se minimizan, ya que el ajuste de presión de la racla es accionado por una banda neumática especial que permite alinear perfectamente la cámara con la superficie del rodillo anilox, creando un contacto preciso de la racla con el anilox, lo que es factor fundamental para para obtener una buena transferencia de tinta, no generar back-doctoring, e incrementar la vida útil de la racla y del anilox al tener contacto y presión uniforme.

Tener bajo control las variables que se presentan específicamente en la cámara cerrada aunado a la utilización de nuevas tecnologías, sin lugar a duda contribuye a mejorar los procesos de impresión, a minimizar los costos de producción y a ayudar a la sostenibilidad ya que se emplean menos químicos para la limpieza y los ajustes del proceso de impresión.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Otros artículos